top of page
  • Foto del escritorMack

Green fuckers, desde Aguascalientes lanzaron Extintory Green Fuckers and the underground ninjah proyect

El mes de febrero del año 2021 vio la luz un álbum debut de un proyecto que suena bastante chido. Desde Aguascalientes, Green fuckers hace acto de presencia en la escena con un rock muy chido, mezcla de muchos estilos: hard blues, hard rock, garage, un punk un tanto californiano por momentos, algunos riffs bien stoneros, a veces próximos a Sabbath, otros a Kyuss, pero siempre con un estilo fresco muy chido; la banda está conformada por cinco integrantes: Ruso Ninjah en la voz, Goyo Green en la lira, Ivan J. Zed en la otra lira, Tedy Glez en la guitarrota de cuatro cuerdas y Samurai White en los tamborazos y platillazos. Su disco debut se titula Extintory Green Fuckers & the Underground Ninjah Proyect, un proyecto conformado por doce rolas variadas y muy chidas, de las que hablaremos a continuación.

Shadow of the sun comienza el disco, con un riff bien chido y un ritmo bastante ágil, con mucha energía la rola abre nuestros oídos para una melodía con tintes ochenteros bien sabrosos: liras y bajo cambian a un rasgueo muy distintivo del hard rock de esa época, el constante golpeteo de las cuerdas gordas en las notas fundamentales, acompañando a la batería con su ritmo duro, mientras la lira hace un solo bien alusín, es un augurio de que nos esperan otras once rolas bien chidas. Sigue Automático, una rola más tranquila, con un riff más stonero y unos putazos en la batería que suenan macizos; al entrar la voz, el ritmo cambia, la guitarra se vuelve un poco más atmosférica mientras el bajo nuevamente da las notas fundamentales de forma incesante y precisa; el sonido de esta rola se me antoja un poco más al estilo de rock más suave, sin embargo, no pierde la esencia de la banda, y destaca enormente el sonido de la batería, tiene unos golpes que se sienten pesados, con un toque de reverb para emular un poco el sonido ochentero. All way, la tercera rola, comienza con un riff bien country/blues, al menos el que sirve de introducción, aunque esa sensación se mantiene en la siguiente parte de la melodía, previa a la entrada de la voz y que se queda durante el verso. Los arreglos de la lira principal suenan bien country, sin duda, la rola tiene un sazón vaquero/desértico bastante chido que, hasta el momento, ha mostrado toda la versatilidad de la banda y su capacidad de conjuntar en un estilo propio varios géneros. Sigue el álbum con Let it happen, que nuevamente rompe con lo esperado, regresan con una rola totalmente ochentera, tanto el sonido de la bataca, las liras y el bajo al inicio, como el riff, ni hablar de la voz que tiene un toque más marcado de reverb y con el estilo que canta, bueno, le da una nota ochentera aún más presente.

Alive es el quinto tema de la banda, el cual inicia con un remate bien sabroso de batería, con el ya conocido punch en su golpe y la reverberación en su sonido que tan bien emula las grabaciones de los 80. El ritmo es muy ágil, casi cercano a los ritmos (que no al sonido) funk, el sonido del bajo es agresivo, metálico y la voz nuevamente impregna con sus particularidades el desarrollo de la melodía. Amanecer, la sexta rola del álbum, comienza con un riff lento, tranquilo, cercano al stoner; luego de que hacen el riff las dos liras, ambas se juntan y se acompañan d bajo y batería para dar inicio al verso, onde quedan batería y bajo, mientras las liras hacen arreglos mientras progresa todo al puente para repetir el verso. En esta ocasión, la rola adquiere un tono más fresco, semejante al de Automático, liras arpegiadas, un tanto atmosféricas, pero más tirando al indie que al stoner (aunque sí hubo este sonido al inicio). El álbum avanza con Before you go, rola con un sonidazo hardrockero muy chingón, prendido y duro, pero que al comenzar el verso la melodía vuelve a transformarse, tiene un toque stoner rock muy chido, unos rastros ochenteros que le dan sabor a la rola, nuevamente perceptibles en la reverberación de la voz; hacia el final, un riff movido y setentero da nueva vida antes de terminar por todo lo alto la rola. Melt in sugar es la próxima rola, comienza esta con un sample brevísimo seguido de un remate de batería, luego se compaña de lira, bajo y pareciera que un teclado, dándole un toque bien setentero a la rola; la cadencia de la voz en este caso, larga y enérgica, jugando con las notas, añadido a los arreglos que da el teclado reafirman y sazonan con ese toque retro la rola, semejante a los grandes del rock psicodélico pero sin llegar a caer en un calco de estos, pues tiene los elementos suficientes para que nos vengan a la mente pero no para pensar en un calco sin propuesta. Sigue Step Back, una rola que desde el inicio es un motor rugiendo a media carretera, son velocidad, fuerza, energía, potencia, lo que transmite; de inicio a fin y en cada uno de sus elementos, desde el ritmo base hasta el solo tan chingón de lira, el sonido metálico y brilloso del bajo, la voz golpeteada y por momentos se levanta con fuerza, es una oda al hard rock y a la potencia. Palabras correctas, ya rumbo al final del disco, es una rola con un riff muy semejante al de Lord of this world de Black Sabbath, con un ritmo más rápido y un remate de riff distinto, la voz también hace otra melodía; el sentido homenaje a la mítica banda inglesa es más que latente, quizá sólo la letra no se ajusta, sin embargo, es chingón reconocer una rola tan querida (al menos por mí).

Ain't the way it always start perfila el final del álbum; la penúltima rola inicia con un ritmo de batería sola, golpeando con fuerza, luego entra una lira, luego la otra y el teclado, tiene un toque ochentero muy chido y un riff bien sabbathero; la rola mezcla muy bien estos elementos y nos ofrece una interesante melodía justo que está por cerrar el álbum. We won't stop, la rola final, comienza con un riff hardbluesero bien sabrosote, la rola está prendidota y el etilo es único en el álbum, es la única rola de este tipo con esta energía y este punch que nos recuerda bastante algunas rolas de Clutch; me parece una forma muy chida de cerrar el disco: la rola bien prendida, con una melodía dura y la lira haciendo arreglos y riffs bien chidos, al puro estilo hard blues, un solo de lira que no es ambicioso pero que suena chingón, en fin que, ya para cerrar, esta es mi rola favorita del álbum. Ahora sí, para terminar bien, me parece un disco muy variado y con mucha propuesta, pero como es obvio, prefiero el sonido blues/hardrock/stoner de algunas de sus rolas, pero eso ya es mera subjetividad, no demerita el trabajo tan bueno que hicieron en este disco, además de darle variedad muy chida y no casarse con un solo género. Añadido a esto, el sonido de la batería me encantó, se siente cada chingadazo a los tambores, el añadido de la reverberación se me hizo muy chido y que pudiera complementarse con ritmos pesados (stoner doom, quizá, stoner rock) si quisieran explorar esa vena musical. En fin, aunque ya tienen un tiempo inactivos por lo que vi en su Facebook, espero hagan caso a su última rola y que no se detengan.


Por si reviven, estén atentos a sus redes:


Para escucharlos y hacerse con su material:


-Mack

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page