top of page
  • Foto del escritorMack

Dreaming on spider webs, el nuevo split entre Icamole Fuzz y Compadre


Dos bandas de reciente hechura, con un estilo semejante, de las cuales ya hemos hablado hace poco en este su singular y poco agraciado medio, llegan uniendo fuerzas para presentarnos un split muy chingonsote, bajo el sello nada más y nada menos de Smolder Brains Records, del que esperamos pura finura y calidad en cuanto a la música que edita y el arte que lo acompaña. Icamole Fuzz es un proyecto alterno del buen Pepe Maldonado, baterista de la mítica banda 3 Wheeler Band, que se hace acompañar de Jesús Ortiz en la voz, y con colaboraciones de Violeta My Name y el buen Adrián Girón, liro también de 3WB, de ellos ya hablamos en la noticia del lanzamiento de El sol, primer sencillo de la banda. Acompañándolos en este split, está Compadre, y un power dúo que ya sacó un material grabado en vivo; compuesto por el Teniente Dann en batería y Zofo rayando las cuerdas, se complemente de forma bien chingona este álbum compartido, pues como mencioné, tienen estilos semejantes: desérticos, psicodélicos, potentes y bien fumadotes, riffs bien sabrosotes y baterías manchadas. A través de nueve rolas, ambas bandas nos llevan de paseo por un rock and roll bien hechecito y pesadón. El split se titula Dreaming in spider webs, la preventa ya comenzó en el bandcamp de SBR (dejaré la liga al final) y el lanzamiento será el 12 de abril.

El álbum abre con Icamole Fuzz y su rola El sol, de la que he hablado previamente pero que vale la pena refrescar algunas ideas, como el ritmo que trae un feel bien retro, con una lira que constantemente rasgue las notas al puro estilo punkrock y una voz muy chida: mesurada, con una cadencia suave y que nos desliza entre los golpeteos de la batería. Sigue El desierto, una rola con un riff ágil pero con un sonido un tanto opaco, como si tuviera muchos graves, sin embargo, esto refuerza ese ritmo de cabalgata por el desierto, de recorrer de forma pesada y contra lo inhóspito del lugar, las arenas calientes y salvajes del paraje. La rola tiene un cambio bien chido donde se siente la intensidad y la fuerza acumulada a lo largo del ritmo constante que había llevado la rola, es una forma muy chingona de romper la tensión y hacernos sentir la descarga momentánea de este puente. El cactus sagrado es la tercera rola de los Icamole, comienza con un ritmo de batería bien chingón, poco usual en el género, pero con un feel chidísimo, luego la lira acompaña con un riff alternado con silencio, silencio que ocupa la voz, es hasta el coro que suena todo en conjunto y potente. La voz en esta rola tiene una cadencia más rapeada, como si hablara con cierto groove, al menos es así en el verso, y a mi gusto, queda una rola muy chida y poco sonada que me parece un terreno bastante explorable. Chaman negro, la cuarta rola y última de Icamole, comienza con un ritmo blueserón, lento, pero con un riff con mucho sentimiento, con mucho groove, una forma bien chida de cerrar la participación, pues marca muy bien la salida de una banda y el comienzo de otra. Da una sensación de relax, de tranquilidad, incluso en el cambio de melodía, en el que sube de intensidad un poco, sigue transmitiendo esa buena onda, ese relax que te lleva (y con un toque seguro te lleva más) a un estado de ataraxia bien sabroso.

La quinta rola es la primera en que Compadre aparece, llamada Let it burn, que, como acostumbra este dúo, carece de voz, pero con los riffs prendidos que traen no hace falta siquiera que alguien cante. La batería es en apariencia simple, lleva el ritmo y remata junto a la lira, sin embargo, la fuerza que imprime en el groove, en cada golpe, así como esos fills que va haciendo hacen que luzca bastante bien sin atascarse, mientras la lira va cambiando de riffs sin perder esa sensación vertiginosa y potente, nos hace sentir no sólo como comienza a quemarse algo, sino el momento en que explota como una molotov dentro que nos lleva a echar el desmadre. Carrera al infierno, la sexta rola, comienza con un motor rugiendo, así que ya nos adelanta de qué va la cosa (por si el título no era suficientemente sugerente): guitarra con sonido pesado y con harto fuzz, batería ponchadísima, todo para evocar el descenso a toda velocidad hacia el infierno, en un dragster. Continua el split con Nébula, que inicia con una lira tranquila, arpegiada, con un sonido ambiental y un toquecito de distorsión, luego de una breve pausa que marca el final de la introducción, comienza a rugir con más fuerza la lira y la batería se presenta nuevamente con un groove tranquilo pero con remates que le dan mucho color al ritmo lento y espacial de la rola. Las variaciones que le dan progresión a la rola están muy bien pensadas para dar la sensación de estar en el espacio, de que lo contemplas inmerso en él. Motoroad, la penúltima rola, nuevamente comienza con la lira, en esta ocasión con un filtro y fuzz, con un riff que suena bien sabroso y acompañado de una batería contundente, con golpes vehementes que te hacen sacudir con estrépito. La rola mantiene la misma intensidad en su duración: mucha fuerza y mucha agresividad a través de los golpes de batería y de la lira. Para cerrar, una rola que habían estrenado como sencillo y en su momento hablamos un poco de ella en una noticia, Smoking girl, pero igual daré algunas palabras al respecto. El riff es lento y denso, la batería dura y con constantes golpes en los platillos que contrarrestan lo grave de la lira, el ritmo es siniestro, muy al estilo sabbathero, es decir, psicodélico y oscuro a la vez, una rola que se disfruta y que hace contraste con las rolas anteriores.

Si algo hay que reconocer de ambas bandas, es que con pocos integrantes hacen música muy chingona, en la que no hace falta que haya más para transportarnos hacia el mundo donde el riff marca la pauta y llena nuestras cabezas de arena y viento potente que nos llega en la carrera en picada hacia el disfrute. Mi rola favorita de Icamole Fuzz fue El sol, y la de Compadre Nébula, aunque es obvio que de inicio a fin el split es una delicia auditiva, estas rolas fueron las que más me hicieron dar el alusín mientras las escuchaba. No olviden que la preventa ya está en el bandcamp o el FB de Smolder Brains records, y el lanzamiento es el 12 de abril, y hay copias con un poster que está re chingón, así que vayan a pedir su copia antes de que se agoten.

Preventa en SBR:

Entradas Recientes

Ver todo

Desde Corea, llega Nahua con su álbum debut, Toxcatl

Un mexicano que por azares del destino terminó en tierras asiáticas ha decidido hacer un proyecto de doom instrumental con una lobreguez intensa y penetrante. Nahua, como se llama este proyecto, es un

Entrevista a Fuzz brigade

El día de hoy traigo una entrevista al bajista y fundador de Fuzz Brigade, Ademark, para que podamos conocer un mejor el proyecto y estar al tanto de los cambios que ha tenido en los últimos meses. Fu

Comments


bottom of page